Campañas

Un 5% para la bicicleta

En el año 2010 se lanzó la campaña “Urge $ para la Bici” y durante el 2011 se impulsó, por primera vez, la petición del “5 por ciento” para la bicicleta a la que se sumaron 88 organizaciones promotoras y firmas de 5 mil ciudadanos.

patsi-agus-xavier-5prcient

Con esta campaña, solicitamos al Ejecutivo Federal y a la LXII Legislatura que se destinase, en el Presupuesto de Egresos Federal, al menos el 5% de los recursos federales que actualmente financian el transporte y la accesibilidad urbana para crear un Fondo para la bicicleta que fomente la movilidad no motorizada. Hasta la fecha el presupuesto destinado a la infraestructura para el ciclista urbano ha sido mínimo y sin inversiones adecuadas, la construcción, intervención, ordenamiento y promoción de la bicicleta se  queda únicamente en buenas intenciones.

Para modificar el modelo de movilidad de la ciudad, se requiere capacitar a tomadores de decisiones y funcionarios, crear infraestructura (no solo ciclopistas confinadas), actualizar instituciones y regulaciones gubernamentales, crear sistemas integrales de transporte e impulsar actividades de promoción específicas para favorecer la adopción de la bicicleta como medio de transporte, instaurar programas en escuelas y centros de trabajo de educación víal y desincentivar el uso del automóvil privado.

Gracias a esta campaña y al esfuerzo conjunto, en noviembre del 2011 se incluyeron por primera vez criterios de movilidad no motorizada en el Presupuesto de Egresos para la Federación para el ejercicio fiscal 2012 (PEF 2012).

Página web de la campaña

Hazla de tos por aire limpio

Hazladetos_logoLa campaña “Hazla de tos por aire limpio” inició en 2012 y busca mejorar la calidad del aire en México, mediante la denuncia de los graves efectos que tienen la contaminación del aire en la salud de los habitantes y en los ciclistas urbanos que ruedan en el tránsito junto con los vehículos motorizados. La contaminación del aire afecta la salud de 74 millones de mexicanos expuestos en forma constante a partículas (PM 2,5 y PM10), ozono (O3) y Compuestos Volátiles (COV´s), lo que se ve traducido en enfermedades respiratorias que van desde dolor de garganta y tos hasta padecimientos como el asma, problemas nerviosos y cardiovasculares, diversos tipos de cáncer, nacimientos prematuros, retraso en el crecimiento intrauterino, bajo peso al nacer, síndrome de muerte temprana y mortalidad infantil.

PL_PC_20120426-Aire_02

Esta campaña exige a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) que actualice las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) de salud ambiental y de partículas suspendidas, haciéndolas más estrictas para que cumplan con los límites que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, las experiencias de nuestro país y las de otras ciudades del mundo nos indican que para tener un aire menos contaminado es necesario mejorar la calidad de los combustibles, hacer más estricta la normatividad ambiental, reforzar los programas de inspección y vigilancia, y fomentar la sustitución de los automóviles particulares por otros modos de transporte, como el transporte público y los medios no motorizados. De acuerdo con el ProAire 2011-2020, el rubro de los autos particulares, además de ser uno de los mayores generadores de contaminantes criterio, es el mayor emisor de contaminantes tóxicos y de gases de efecto invernadero. Por lo tanto, enfocar acciones sobre este sector ofrece el mayor potencial para la obtención de beneficios por la reducción de emisiones.

La campaña “Hazla de tos” fue impulsada inicialmente por Bicitekas, la Red Nacional de Ciclismo Urbano, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), el Centro de Transporte Sustentable EMBARQ México (CTS EMBARQ México), el Colectivo Ecologista Jalisco (CEJ), el El Poder del Consumidor, Fundación Tláloc, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y la Red por los Derechos de la Infancia (REDIM).

Sitio web de la campaña

#77urbano