Posicionamientos públicos de Bicitekas

Solicita a la Secretaría de Seguridad Pública del D.F. que retire la campaña “Cuido mi vida. Soy Peatón responsable (Decálogo peatón)”

El Colectivo Camina, Haz Ciudad y Bicitekas A.C. lanzamos esta petición para solicitar que la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) retire inmediatamente la campaña “Cuido mi vida. Soy peatón responsable (Decálogo del peatón)”, que responsabiliza a los peatones por los accidentes de tránsito sin tener en cuenta que son ellos los que sufren, de forma cotidiana, la agresión impuesta por el uso masivo y prioritario del coche. Asimismo, solicitamos que el Gobierno del Distrito Federal impulse acciones para la aplicación efectiva del Reglamento de Tránsito Metropolitano (RTM) y realice campañas centradas en promover los derechos de peatones y ciclistas.

Firma la petición en línea.

Dr. Manuel Mondragón y Kalb
Secretario de Seguridad Pública del Gobierno del Distrito Federal
P R E S E N T E

Desde hace varios días circulan en la ciudad y en las paradas de transporte público, volantes y carteles que instan a los peatones a seguir una serie de recomendaciones para asegurar su integridad. Los escritos no llevan ningun logotipo o distintivo institucional que indiquen la autoría. Sin embargo, el Gobierno del Distrito Federal informó el pasado 9 de junio que el llamado Decálogo del peatón “Cuido mi vida. Soy peatón responsable” es una campaña de la Secretaría de Seguridad Pública (SSPDF).

En México mueren al año 24,000 personas en accidentes de tránsito por lo que parece ridículo que la SSPDF concentre sus esfuerzos en que los peatones “cuiden su vida”, ya que, cuando una persona camina, es la más vulnerable de todos los usuarios del espacio público. Caminar es una actividad humana que las y los ciudadanos, sin importar edad, condición física o estatus social deberíamos poder realizar con seguridad y libres de preocupaciones. El contexto actual del Distrito Federal no lo permite y, lejos de buscar cambiar las causas estructurales que lo provocan, el gobierno lanza mensajes contradictorios y que desincentivan el uso del espacio público.

Esta campaña centra la responsabilidad de los accidentes en los peatones cuando debería centrarla en los automovilistas. Supone que la culpa de las muertes en accidentes de tránsito recae en los peatones, “principalmente por el uso de teléfono celular y audífonos”, sin tener en cuenta que el diseño de la ciudad los discrimina sistemáticamente y que su vulnerabilidad se debe a la falta de respeto por parte de automovilistas y conductores de transporte público del Reglamento de Tránsito Metropolitano (RTM).

El RTM, actualizado en febrero del 2010, establece claramente que la prioridad en el uso del espacio público de los diferentes modos de desplazamiento será respetando la siguiente jerarquía: 1º Peatones; 2º Ciclistas; 3º Usuarios y prestadores del servicio de transporte de pasajeros masivo, colectivo o individual; 4º Usuarios de transporte particular automotor; y 5º Usuarios y prestadores del servicio de transporte de carga. La SSPDF, responsable de la redacción del decálogo en cuestión, se ha mostrado negligente en la aplicación del RTM y esta es una de las causas principales del aumento de la vulnerabilidad de los peatones.

El decálogo señala que se debe caminar por las banquetas y siempre curzar la calle por los pasos peatonales. Para que esto se pudiera llevar a cabo deberían existir banquetas en buen estado, de dimensiones adecuadas y libres de obstáculos como jardineras, cabinas telefónicas, postes de la luz o incluso automóviles estacionados que los peatones deben sortear a diario. Obligar a los peatones a cruzar por los pasos peatonales supone también que estos están convenientemente pintados y diseñados, con las correspondientes rampas en ambos lados de la acera, y que los semáforos funcionan bien.

Es importante señalar que la falta de aplicación del RTM permite en la práctica que los coches ocupen los pasos peatonales. Son comunes las situaciones en las que los automovilistas no se detienen completamente y no ceden el paso cuando el peatón tiene preferencia. También, que las unidades del transporte público y de transportes de carga y descarga se detengan en segunda fila obstaculizando la visibilidad y poniendo en riesgo a los peatones que pretenden cruzar la calle. Además, la existencia de la vuelta continua a la derecha provoca en la práctica que los peatones sean arrollados cuando tienen preferencia de paso.

En este mismo sentido, el decálogo considera que se deben usar los puentes peatonales cuando lo que debería de hacer la autoridad es cuestionar este tipo de infraestructura. Estos puentes responden a un modelo de ciudad en el que se da prioridad a los vehículos motorizados y se obliga al peatón a esfuerzos que no le corresponden. Para muchas personas usar un puente peatonal no es una opción viable por motivos de edad o discapacidad, por transportar a sus seres queridos con una carriola o cargar con la compra, etc. Los puentes no son tampoco sinónimo de seguridad y prueba de ello es la muerte de una persona en días recientes al caer de un puente peatonal provisional en la obra del segundo piso de Periférico.

Recomendar que los peatones se detengan completamente en la entrada de los estacionamientos, por ejemplo, contraviene el Artículo 9º del RTM que establece la preferencia peatonal cuando éstos “transiten por la banqueta y algún conductor deba cruzarla para entrar o salir de una cochera o estacionamiento”.

Una forma real de asegurar la integridad y seguridad de los peatones es establecer pasos peatonales convenientemente diseñados y a ras de suelo, donde los vehículos circulen a una velocidad reducida y sin bloqueos de visibilidad. Asimismo, las salidas de los predios hacia la calle debe de hacerse de forma que sea el auto el que necesite hacer un esfuerzo mayor para realizar la acción y no el peatón.

Es incongruente solicitar que los peatones no hablen por teléfono o escuchen música con audífonos ya que este tipo de distractores no son comparables con el nivel de distracción que implica hablar por teléfono celular mientras se maneja un automóvil o la disminución en la capacidad auditiva cuando un automovilista escucha música a un volumen que puede ser escuchado a metros de distancia. Cabe señalar que hablar por teléfono mientras se conduce un automóvil es motivo de infracción, misma que la SSPDF no hace valer con los automovilistas.

En una ciudad donde realmente se toma en cuenta a los más vulnerables y se busca la equidad, las calles se construyen dando preferencia al peatón, obligando a todos los demás actores de la vía a adaptarse a la circulación a velocidad humana y a comportarse con cortesía. En una calle realmente segura debería poder caminar despreocupadamente una persona de ocho años igual que una de ochenta, ya sea por motivo de recreo, desplazamiento o trabajo. Sin embargo, en esta campaña se insta al peatón a no estorbar el paso de los vehículos motorizados.

El decálogo concluye finalmente con la necesidad de seguir las indicaciones de los agentes de tránsito. No parece congruente que esto sea una recomendación de seguridad ante el desconocimiento que muestran los agentes del mismo, ilustrado por su incapacidad de aplicar el RTM y sancionar a los infractores para salvaguardar la integridad de peatones y ciclistas, o incluso de incumplirlo, cuando estacionan sus patrullas en lugares no permitidos sin ninguna emergencia de por medio.

Resulta preocupante que un instrumento tan importante como el RTM, reformado en 2010 con la participación de organizaciones civiles interesadas en el tema de la movilidad en la ciudad, no se aplique cabalmente y que en dos años no se haya dado una difusión adecuada ni entre la ciudadanía y ni entre las propias autoridades encargadas de hacerlo cumplir.

Las organizaciones y personas firmantes demandamos a la SSPDF:

1. Retirar inmediatamente esta campaña que responsabiliza a los peatones por los accidentes de tránsito sin tener en cuenta que son ellos los que sufren, de forma cotidiana, la agresión impuesta por el uso masivo y prioritario del coche.

2. La aplicación por parte de los agentes de tránsito del Reglamento de Tránsito Metropolitano (RTM), respetando las prioridades de utilización del espacio público establecidas en el Artículo 1, como principal medida para salvaguardar la integridad física y mental de los peatones.

3. La elaboración de una campaña centrada en los derechos de los peatones y ciclistas para que puedan hacer valer los derechos reconocidos en el RTM frente a los automovilistas y conductores de transporte público y frente a la misma autoridad encargada de aplicarlo.

4. La elaboración de una campaña dirigida a los automovilistas y conductores de transporte público que tenga como principal mensaje el respeto a los peatones y a los ciclistas, tal y como establece el reglamento.

C.c. p. Lic. Marcelo Ebrard Casaubón, Jefe de Gobierno del Distrito Federal. Presente.
Lic. Martha Delgado Peralta, Secretaria del Medio Ambiente, Gobierno del Distrito Federal. Para su conocimiento.
Arq. Felipe Leal Fernández, Secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Gobierno del Distrito Federal. Para su conocimiento.
Lic. Raúl Armando Quintero Martínez, Secretario de Transportes y Vialidad del Gobierno, Distrito Federal. Para su conocimiento.

8 responses to “Solicita a la Secretaría de Seguridad Pública del D.F. que retire la campaña “Cuido mi vida. Soy Peatón responsable (Decálogo peatón)””

  1. Wardo says:

    El día de hoy me llegó al facebook la invitación para firmar su petición, después de leerla, y de verificar el “decálogo del transeúnte responsable” decidí no firmarla, ya que me parece que están incurriendo en un error al hacer esta solicitud, le comento.
    Yo soy médico de profesión, en la practica diaria conozco a varios lesionados por vehículos que aunque ellos no hayan sido responsables del accidente que les causo la lesión si hubieran podido evitarlo siguiendo algunas de esas recomendaciones.
    Para movilizarme en la ciudad utilizo transporte público, bicicleta, caminar o automovil propio dependiendo de la necesidad en específico. Por lo que conozco muy bien las ventajas y desventajas de cada una de esas formas de transporte y hablando en especifico de caminar todas esas recomendaciones me parecen bastante buenas y en lo personal e inclusive la de detenerse en la entrada o salida de estacionamiento (que contradice el reglamento de transito) me han salvado muchas veces de ser lesionado por algún conductor imprudente.

    Yo soy de la idea de que en esta jungla de asfalto para evitar accidentes debemos ser proactivos y no solo esperar que los conductores sean responsables al volante, me parece que ninguna precaución extra esta de más…

    Con gusto los apoyaría en alguna campaña en la que propongan darle prioridad al peaton, o en la que busquen que se respeten nuestros derecho como transeúntes, pero solicitar detener esta campaña me parece un error garrafal.

    • I says:

      Hola Wardo,

      Gracias por tu comentario.

      Lo que pensamos es que la campaña da mensajes contradictorios (y es contraria a lo que establece el Reglamento de Tránsito Metropolitano). Si bien alguno de los puntos individualmente se pueden considerar como consejos a tener en cuenta y no despreciar, en su conjunto la campaña relega de nuevo al peatón a un segundo plano.

      No se trata de nuestra parte de censurar todo lo que hace la autoridad. Hemos participado en reuniones con ellos y hemos insistido en que ese enfoque no es el adecuado. El posicionamiento intenta ser congruente con una apuesta centrada en promocionar los derechos, de peatones y ciclistas, ante una autoridad que no se ha dado a la tarea de aplicar el RTM, desatendiendo sus obligaciones. Pensamos que esto dá más seguridad que una campaña con este tipo de mensajes.

      Un saludo y gracias de nuevo por comentar. Ante todo es necesario el debate y el cuestionamiento.

  2. Carlos Paredes says:

    Hola… necesitan culturizarse a los peatones, a los ciclistas y a los conductores de vehículos por igual… mira que venir aplicando modelos extranjeros en nuestro muy peculiar país con su idiosincrasia, usos y costumbres… desde ahí estamos mal al querer aplicarlos, por ejemplo lo de la “no obligatoriedad del uso del casco”… eso desde mi muy particular punto de vista es como pedir que te operen sin existir las normas de seguridad e higiene… pero en fin… si la cuestión es generar “inconciencia”, van bien… ¿tienen algún estudio realizado particularmente en México (país), en donde se concluya que los peatones ‘nunca deberán ser responsables por ser los más desprotegidos’?… igual otro estudio con un análisis cualitativo (no cuantitativo, ojo), en el que casi casi pericialmente se dictamine que el casco no puede salvar tu vida a bajas o altas velocidades?… Me gustaría tener antecedentes y revisar sus argumentos, pues sin ellos no tendrían derecho de estar desinformando promoviendo corrientes que van contra la vida y seguridad de peatones, ciclistas y conductores. En muy buena lid y con el afán de construir, ok?

    • I says:

      Hola Carlos,

      En ningún momento queremos que se entienda que los peatones (o los ciclistas) no tienen responsabilidades. Por supuesto que las tienen. Lo que se trata es dar un enfoque que el decálogo no tiene y es el de los derechos que tienen los peatones, y que la propia autoridad omite cuando debería promocionarlos. No puede la autoridad eludir su responsabilidad en aplicar un instrumento como el reglamento de tránsito, diseñado para proteger a los peatones, y lanzar un mensaje descontextualizado. Por supuesto, los peatones tienen responsabilidades y sí hay que hablar de ellas. Pero en relación a sus derechos y en relación a las responsabilidades que tienen los automovilistas, que son mayores.

      Un saludo.

  3. Carlos Cruz says:

    Hola, un saludo a la comunidad ciclista, acabo de leer la carta que se realizó y (de antemano una disculpa si hay personas susceptibles) se me hace una completa telenovela, la petición realmente es muy dramática e idealista. Por lo que he visto en la campaña de la SSPDF no piden cosas extraordinarias, simplemente precauciones, no culpan al peatón de los accidentes pero ponen cosas obvias que los peatones mexicanos no realizan, Se me hace una buena campaña y en lo personal creo que quienes redactaron la carta están tomando la campaña de una manera incorrecta, estoy sumamente de acuerdo con Wardo y no creo que al peatón se le este mandando a un segundo plano, son contextos diferentes en los que debemos tener flujos armónicos y no decidir quién es más que quien. Si cada uno respeta lo que debe de hacer y sigue un márgen lógico no debería haber complicaciones viales. Así que en lugar de quejarse y escribir cartas dramáticas, deberían centrarse en hacer una sociedad vial más armónica tomando en cuenta los distintos enfoques que se tienen como ciclista, automovilista, peatón y motociclista. Y porfavor no alucinen, los automovilistas no los odian ni los quieren matar.

    Saludos Cordiales

    Carlos Cruz
    ELFyB

    • I says:

      Hola Carlos, gracias por comentar.

      Puedes ver en la siguiente entrada el seguimiento a la carta, la reunión que mantuvimos el colectivo Camina, Haz Ciudad y Bicitekas con la SSPDF. Nuestro objetivo es precisamente construir “una sociedad más armónica tomand en cuenta los diferentes enfoques que se tienen como ciclista, automovilista y peatón”, como bien dices. Pensamos, y por eso el sentido de la carta, que para conseguirlo las responsabilidades deben ir acompañadas de los derechos, y que no podemos considerar en el mismo plano a los diferentes medios de transporte. Por eso defendemos discursos matizados para cada uno, defendiendo primero los derechos de peatones y ciclistas, los más vulnerables.

      No se trata de dramatizar, no es el mensaje que queremos dar, al contrario. Ni pensamos que los automovilistas nos odian y nos quieren matar. Pero es evidente que no se pueden situar en el mismo plano a los que manejan un coche que a los que caminan, por obvias razones.

      Un saludo.

  4. Christian Hirata says:

    hola, me pueden hallar en Twitter en @_eosphoros

    lo siento si lo que voy a escribir puede ser un poco rudo, pero creo que están llevando las cosas por donde no son, al leer el decálogo no veo en donde se esta culpando al peatón “por los accidentes de tránsito”, yo no vivo en el DF pero viví allí durante 29 años, aclaro esto porque debo decir que durante ese tiempo siempre fuí peatón, nunca tuve auto, aclarado el punto me parece que lo que dice el decálogo son recomendaciones, en otras partes del mundo los peatones que no se sujetan a un cierto reglamento son sancionados, este no es el caso de México, estas son solo recomendaciones, ustedes mencionan que la responsabilidad debe centrarse en los automovilistas, solo que para nosotros (porque yo ya tengo auto) tenemos un reglamento que respetar, además no toda la culpa debe ser de los automovilistas, ¿donde esta la corresponsabilidad de los peatones o de los ciclistas? porque todos sabemos que así como hay automovilistas irresponsables así también hay peatones y ciclistas irresponsables ¿quien los sanciona?, yo que he estado en ambos lados de la moneda quiero analizar someramente el decálogo:

    1. no utilizo el celular, audífonos o cualquier cosa que distraiga mis sentidos. no voy a mentir, siempre que salgo a la calle de peatón salgo con audífonos, a como yo lo leo, no es que estemos obligados a no usarlos, es una recomendación (a diferencia de si vas hablando por celular en el auto, que si es una multa), en este punto la parte importante es que sea algo que NO DISTRAIGA la atención, algo que no podemos negar, todos debemos hacer cuando vamos caminando por la ciudad.

    2. Siempre cruzo por la calle por el paso peatonal. bueno, hay manzanas muy largas en el DF, pero tan largas que no podemos avanzar otros 50 metros para cruzar por el paso peatonal? lo entiendo de la gente de edad avanzada, pero mucha gente no cruza en los pasos peatonales por simple flojera, flojera de caminar cuando lo que buscan ustedes es que la gente transite a pie o en bici ¿no es un poco contradictorio eso?.

    3. avanzo cuando el semáforo lo indique y los vehículos permanezcan en alto total. bueno, yo no se que pero hay que ponerle a esto, ¿quieren avanzar cuando el semáforo esta en rojo para los peatones? porque eso lo he visto muchas veces, gente cruzandose en rojo, ¿de quien es la culpa allí?, otra cosa que tengo que decir, no se porqué en el DF la luz amarilla de los semáforos dura muy poco tiempo, supongo que porque los automovilistas aceleran cuando la ven para poder pasar, pero esto es contraproducente porque te hace frenar más abruptamente, sobre lo de esperar que los vehiculos esten completamente detenidos, bueno… que es mejor ¿esperarlo y pasar de manera segura o no esperarlo y que te den un golpe? nadie quiere lo segundo, se los aseguro.

    4. me desplazo sobre la banqueta y camino por la derecha. ahí les voy a conceder un punto, muchas banquetas en el DF son intransitables, por cualquier razón, sin embargo, cuando sea posible creo que es un parámetro muy razonable, algo que siempre me molestaba de sobremanera, incluso cuando era peatón, era la gente que no andaba sobre la banqueta por que no se le daba la gana, mi abuela me decía: “no somos burros para andar así en la calle” quizá por eso me molestaba que la gente no anduviera por las aceras cuando estas están bien adecuadas para ello.

    5. uso los puentes peatonales. mientras no seas una persona de edad avanzada o tengas alguna discapacidad no veo cual es el razonamiento en contra de este punto, igual, mucha gente buena y sana por flojera de subir un puente a 10 metros de donde se atraviesan prefieren aventarse a una calle atestada de autos, es más he visto a familias atravesándose periférico por abajo, arriesgando su vida y la de su familia, el mismo razonamiento del cruze peatonal: buscan fomentar que la gente transite pero la gente por flojera no usa los puentes porque quieren caminar menos, hay puentes intransitables, eso también lo concedo, pero no siempre es el caso, la mayoría de veces es por flojera.

    6. Volteo a la derecha e izquierda antes de cruzar. bueno, este es otro punto que no veo porque rebatirlo, desde que yo iba en la primaria y nos dieron educación vial siempre nos dijeron eso y por lo menos yo siempre lo he hecho, no solo por los autos, también por las bicicletas y las motocicletas, es parte del punto uno… o que ¿están a favor de que la gente se cruze sin voltear a ambos lados del camino? ¿no es eso algo irresponsable?

    7. hago contacto visual con los conductores. este es un punto que nunca habia pensado, yo no lo hago, sin emargo tiene sentido cuando las calles no tienen semáforo, en las que no son principales, a veces nosotros cuando conducimos queremos darles el paso a los peatones pero ellos al no vernos se empieza a generar un conflicto, puede dar lugar a confusiones, me parece que no tiene problema este punto.

    8. no suelto a mis hijos al momento de cruzar. de nuevo, un punto que me parece de lo más lógico, yo no tengo hijos, pero creo que es irresponsable no tomarlos cuando cruza uno la calle.

    9. me detengo completamente en la entrada a los estacionamientos. esto es más que nada por cortesía, así como los automovilistas deben voltear a ambos lados cuando salen de un estacionamiento, yo como peatón lo hacia por lo menos.

    10. sigo las indicaciónes de los elementos de tránsito. ahi si les doy todos los puntos que quieran, no les hagan caso a los puercos, de todos modos son de tránsito, ni los pueden parar ni multar ni nada, son como de chocolate.

    yo creo que todos y cada uno de los puntos apelan al sentido común de la gente, si bien es cierto los automovilistas deben asumir más responsabilidad (pues ellos van sobre vehículos de varios cientos de kilos de peso) los peatones deben asumir la suya, no podemos oponernos a esto de esta manera porque parece que más que buscar que el peatón tenga más libertad parece que lo hacen por capricho, porque buscan hacer lo que quieren y cuando quieren, la definición de libro de texto de “argüendero”, cuando deberían promover ser también peatones responsables, ustedes mencionan que el decálogo los “obliga” pero no veo en donde dice que esto es una “obligación” para que algo sea una obligación legal debe tener un reglamento y esto claramente no lo es, más bien apelan al sentido común de la gente.

    para cualquier comentario estoy en twitter, yo por lo pronto, no me suscribo a su propuesta porque más que sensata me parece visceral y reaccionaria.

  5. Claudia says:

    Todos debemos ser consientes y responsables de lo que hacemos, estemos en el rol que estemos, sin excepción. Si hoy se habla de las responsabilidades del peatón, seamos proactivos y contribuyamos, en lugar de nulificar el tema, mañana hablemos de las responsabilidades de los automovilistas, y pasado mañana de las de las autoridades, el punto es no olvidar a ningún involucrado.

Leave a Reply